ASCAFÉS,
CAFÉ EVOLUTIVO

Familias cafeteras, cultivos que cuidan el medio ambiente.

Támesis/Antioquia

Ascafés nació con el objetivo de promover la cultura del café entre los tamesinos. Nuestra misión es producir, transformar y comercializar el producto.

Los caficultores no estaban siendo amigables con el medio ambiente, por eso nos propusimos generar una cultura de apropiación del territorio, el suelo y los animales. Queremos trabajar el café y cuidar la tierra. 

Nuestros caficultores tienen 5 cultivos alternativos. La Federación Nacional de Cafeteros promovió el cultivo intensivo y se abandonaron los cultivos de pancoger. En cambio a todos nuestros asociados los motivamos a trabajar por la seguridad alimentaria de sus familias. 

Hoy nuestros cafés se están vendiendo en promedio a un 25% más que el valor Federación. Nosotros queremos acompañar a las familias cafeteras a que comprendan y aprendan todo el viaje que hace un grano hasta llegar a la taza. 

Desde Ascafés compartimos conocimiento para el mejoramiento de la producción del valor agregado. Cuando los caficultores aprenden y mejoran sus técnicas, se vuelven más competitivos.

El laboratorio y la escuela: barismo, catación y torrefacción (trilla y tostión) 

Estas iniciativas nacen de la necesidad de tener un espacio para que los 37 asociados y sus familias puedan practicar y hacer todo el proceso de transformación del café. Tenemos 7 mujeres que lideran el proceso de catación del laboratorio y Diana Jaramillo es la encargada de liderar todo el proceso de beneficio del café. Al final del 2020 queremos tener 50 familias asociadas.

Cuando yo empecé a aprender barismo, hace 3 años, fuimos trayendo ese conocimiento a los jovenes de las familias asociadas. Ellos son muy pilosos y aprenden rápidamente. Este año que ya tenemos el laboratorio, estamos incluyendo catación y torrefacción. Además queremos montar nuestra propia tostadora industrial. 

Cultivos regenerativos 

Empoderamos y apropiamos a las familias de su territorio para que manejen sus parcelas como empresas. El proceso de aprendizaje tiene un efecto positivo en la calidad de vida, no solo por las mejores ventas del café, sino por el cambio en la forma de pensar de las familias. 

Nosotros estamos recuperando la esencia de la cultura cafetera. No le apostamos a la cantidad sino a la calidad, en modelos de cultivo amigables con el medio ambiente. Que las fincas tengan árboles, que las familias tengan comida y que cuiden la tierra. 

Programa Ruana y Sombrero

Nuestros cafetales son de sombra, tienen árboles que favorecen el suelo y el sabor, además son el hogar de pájaros y otros animales. Queremos ponerle sombrero a los lotes.  La ruana es el método de agregar contenido vegetal (compostaje y otros abonos de contenido orgánico) alrededor de la tierra en los árboles. Lo fundamental es evitar al máximo el uso de químicos. En nuestra granja no usamos ningún control de pestes químico e  intercalamos cultivos para mantener los suelos descansados. 

Vamos aprendiendo a compostar (y replicándolo en todos los asociados) y volviendo a sistemas de sombríos tradicionales. Evitamos la erosión, intercalamos el café con forestales, y el plan nutricional del suelo que va transitando a lo orgánico. Estamos a un 70% orgánico sin ningún control de plagas sintético. Nos falta el conocimiento para tener toda la producción orgánica. 

Al usar el sombrío les damos casa a las aves y otras especies. Para el cuidado de las aguas ya no usamos agua en el beneficio, y la meta es que todas las familias asociadas tengan su planta de tratamiento de aguas mieles (proceso de tratamiento similar al pozo séptico). Le apostamos a los beneficios sin agua. 

Cuando iniciamos la asociación, era muy difícil convencer a los caficultores tradicionales sobre diferentes procesos de beneficio, varietales, manejo de suelos y todo lo que implica el mejoramiento de la producción para cafés especiales. El principal desafío es transformar su mentalidad. Por ello la caficultura se está envejeciendo y no es rentable hoy. Hay que mejorar los procesos y el conocimiento. Necesitamos educación, cambio cultural, relevo generacional. 

¿Quiénes hacen posible este proyecto?: 37 familias asociadas, Elkín Arcila, Alonso Tangarife, Rigoberto Valderrama, Andrés Zapata, Diana Jaramillo y Lina María Moncada. 

CONTÁCTANOS

350 8680328
Ascafes

¿TIENES UN PROYECTO REGENERATIVO?

SOMOS RED DE REGENERADORES – SUROESTE ANTIOQUEÑO | contacto@visionsuroeste.com | Todos los derechos reservados © Visión Suoreste – 2020